Mi amigo ComoVader (si, eres mi amigo… te guste o no) va a ser Doula. Si no sabes lo que es y quieres desinformarte, puedes leer el Informe Doulas, o ver lo que hizo el Equipo de Investigación de Antena3. Si quieres ver la otra cara de la moneda, puedes leer a Mare Meva o a tantas otras doulas. Si te convence lo que dicen, puedes firmar esta petición de Change.org.

Keep walking, my friend

Dicho esto, vamos al grano. Tu puedes ser lo que quieras ser. Las Matronas dirán que no puedes ser Doula porque las Doulas son el demonio personificado. Las Doulas se quejan de ello porque dicen que la labor de la Doula es complementaria a la de la Matrona, porque acompaña emocionalmente en el parto y pos-parto. Pero luego, algunas dicen que un hombre no puede ser Doula (porque un hombre no tiene suelo pélvico o porque hay que saber muchas cosas de la zona en la que el bajo vientre pierde su nombre). Por eso cuando estudias Medicina, no puedes especializarte en Ginecología si no tienes vagina, o Urología si no tienes pene. Igual que no puedes estudiar Psicología o Psiquiatría si no estás loco o tienes una enfermedad mental. Supongo que tampoco puedes ser Feminista si no eres mujer, y que solo puedes combatir el racimos si eres negro, moro, gitano o amarillo.

Pues lo siento, pero no es así. Puedes ser lo que quieras ser. Nadie puede manipularte ni condicionarte si tu no te dejas. Así que oídos sordos a los que dicen que no puedes o no debes. Escucha sólo a los que te animan a seguir y te ayudan a crecer. A los que te empujan para que llegues más lejos. Aparta de tí a los negativos y a los que te ponen piedras en el camino… úsalas para construir un muro que te separe de ellos y súbete a él para llegar más arriba si cabe. Ve a por ello y pasa de los demás.

“Keep walking, my friend”