Emprender, esa gran palabra… Pues emprender es conseguir algo que te apasiona pero que es difícil. Emprender es ver esa dificultad y aún así ir a por ello. Pensar como lo vas a solucionar. Planificar que te hace falta para solucionarlo. Buscar y conseguir lo que no tienes. Si hay algo que no sabes hacer o que no se te da muy bien, buscar alguien que lo sepa hacer. Si hay algo que no merece la pena hacer, no perder el tiempo en hacerlo. Empezar con una solución sencilla y luego ir mejorando.

Me dijiste el otro día que querías hacerte una cabaña en un árbol. Me parece genial, y te dije que adelante… pero por dónde empezar?

Primero, debes pensar en todo lo que tiene que tener tu cabaña. Sencilla, simple, básica. ¿No hace falta que sea un cohete para ir a la luna no? Una escalera para subir, unos tablones para hacer de suelo y algo para cubrir el techo por si llueve. Cuando la tengas hecha ya veremos como mejorarla!

Luego, debes pensar en si tú sólo puedes hacerlo todo o si necesitas ayuda… Sabrás hacerlo todo? Podrás construirlo tu sólo o te irá bien tener alguien que lo haga contigo? Ya sabes que sólo se va más rápido pero con gente se va más lejos!

Además, necesitas muchas cosas para construirla… maderas, cubiertas, herramientas, clavos… tienes todo eso? Que te falta? Quien puede dártelo? A cambio de que?

Ya has pensado en que quieres, con quien lo harás y que te hace falta… ahora toca empezar! Porque planificar está bien, soñar es divertido, pero para que se conviertan en realidad toca avanzar!

Porque emprender es eso… es tener un sueño, es pensar como conseguirlo, es hacerte un plan… pero también es empezarlo y darte cuenta que no todo es tan perfecto como te pensabas!