Padre de dos. Bloguero. Podcastero. Tuitero.

#ElTemaDeLaSemana: Mi mejor momento del día

Mi mejor momento del día no tiene un horario concreto, aunque se suele dar siempre en momentos parecidos: al despertarnos, después de la siesta o antes de acostarnos. También a veces se da a media tarde, en el rato de juegos antes de las duchas. Incluso a veces se da en otros sitios: en la guarde cuando voy con G a recoger a P, en el negocio de R cuando llego con P y coincidimos los cuatro por primera vez en el día, en el parque cuando de repente P se sube al carro de G.

Mi mejor momento del día tiene tres ingredientes principales: P, G y R. Tiene otros ingredientes imprescindibles: mimos, cariño, felicidad, sonrisas, amor, ternura, sueños y juegos. Tienen que coincidir todos a la vez, lo que podría parecer difícil pero no lo es. Es muy fácil de hecho; están ahí, agazapados, esperando que nuestras prisas, nuestro stress, nuestros problemas, nuestras chiquilladas les dejen salir.

 

Mi mejor momento del día es cuando P le hace una caricia a G, G se ríe a carcajadas mientras R la mira, y luego R me mira con esa mirada de felicidad absoluta que me hace sentirme el ser más feliz del planeta.

 

El mejor momento del día

Anterior

El drama del ensenyament públic a Poblenou

Siguiente

Feliz dia de los niños #DomingoMudo

3 comentarios

  1. Precioso!! Has sabido plasmar los momentos tan maravillosos que nos regalan nuestros hijos. Un Saludo!

  2. Qué bonito debe ser el amor compartido y multiplicado entre hijos y hermanitos! Cuánta ternura en esos momentos que relatas. besitos!

  3. Que lindos!! Debe ser hermoso ese momento de complicidad!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén