Palabra de Pau

Padre de dos. Bloguero. Podcastero. Tuitero.

El cole que quiero para vosotros

El cole que quiero para vosotros no tiene clases, ni aulas ni pupitres. No hay ocho horas de clase al día, repartidas por materia con media hora de patio por la mañana y una hora para comer. No suena un timbre ruidoso para avisarte que es la hora de entrar y de salir, y no hay que formar en fila de a dos en el patio.

El cole que quiero para vosotros no tiene profesores de matemáticas, gramática o literatura. No te enseñan la tabla del 2 antes que la del 3, ni a sumar antes que a multiplicar. No te enseñan a hacer análisis sintáctico (sujeto, verbo y predicado) ni morfológico (prefijo, fijo, sufijo, posfijo, reflujo).

El cole que quiero para vosotros no controla la puntualidad ni la asistencia. No pasan lista en orden de apellidos ni te hacen llevar una bata azul o rosa ni el chándal de turno. No te hacen una evaluación trimestral ni continua porque alguien haya decidido que el último día del segundo trimestre del 6o curso debas saber resolver 3x-2=0.

El cole que quiero para vosotros no se define por las notas que tendrán los alumnos en un examen igual para todos. No hay un ranking que me vaya a decir que si vas a ese cole serás mejor que los que van al cole de al lado. No mola más porque es de proyectos o de educación libre, ni menos porque es de educación tradicional de toda la vida.

El cole que quiero para vosotros tiene pasajes mágicos, laboratorios de ideas y zonas de pesca de nubes. Te permite estar dónde tengas ganas de estar y hacer lo que te gusta hacer. Te guía y acompaña para que descubras cosas nuevas e interesantes cada día. Te provoca.

El cole que quiero para vosotros tiene creadores de sueños, potenciadores de la curiosidad, perseguidores de la felicidad. Cuando preguntes “Porque los aviones vuelan?”, te dirán “Dímelo tú”. Te pondrás a investigar, y descubrirás que los aviones no vuelan, planean. Que es gracias a que la presión debajo de las alas es superior que encima, y que eso les sujeta en el aire. Que la presión es diferente por el diseño de sus alas, y que para ello deben ir a una velocidad determinada. Aprenderás a calcularla, a diseñarlas, a construirlas. O no. O soñarás con volar, con ser más ligero que el aire, con volar arrastrado por una bandada de pájaros silvestres, como el niño del cuento que mamá y papá te cuentan.

El cole que quiero para vosotros se dará cuenta que eres único en el mundo. Que cómo tu no hay ninguno, y que evaluarte para compararte con los demás es una tontería. Eso no quiere decir que no te vayan a exigir. Porque te exigirán que descubras tus sueños, tus pasiones, lo que te mueve por dentro. Que descubras en que eres bueno, con que disfrutas y como puedes hacer del mundo un sitio mejor para todos.

El cole que quiero para ti te hará volar para ser quien quieras ser.

Anterior

Post de invitada: Emprender con los almunis

Siguiente

La niña soledad

14 Comentarios

  1. Ehhhh… Pau… ¡Me has hecho llorar, tío! Esto no se hace, así en frío… Ahora todos los coles que vea en estas semanas me van a parecer una boñiga de ornitorrinco. ¡Te parecerá bonito, máquina…!

  2. Oye, ¡que post tan bonito para descubrirte! Yo que venía de ver un reto de toallitas y me encuentro con esto xD.

    Un abrazo 🙂

  3. Brutal Pau, brutal…

  4. Plas plas plas!!!! Solo puedo aplaudir como loca!

  5. Me ha encantado y emocionado! Un abrazo.

  6. Me encantaría que existieran ese tipo de colegios, pero desafortunadamente no se porqué, la educación en este pais no avanza .

    Hay algún colegio ya en España que hace las clases fuera de la aulas, y son clases grupales… pero muy pocos … y de dar valor a cada uno de nuestros hijos me atrevería a decir que ninguno o casi ninguno ( para no pillarme los dedos )

    Me ha encantado tu escrito!!

    Saludos
    Marta

  7. ¡Como docente, te aplaudo! El cole que tú quieres, lo quiero yo también.

  8. Ufff. Y así me dejas siempre. Gracias Pau!

  9. Margarita Plaza Zamora

    Este cole mola mil y es el que deberíamos soñar todos para los nuestros. Me encanta PAU.

  10. Qué bonito Pau… Ahora nos vas a poner las cosas chungas para elegir cole.

  11. ¡¡¡ES SUPER PRECIOSO!!! Yo viví así mi cole (antes de venirme a España)… ojalá mi hijo viva algo parecido.

  12. Onofre Rodrigo Palomares

    Hola Pau,
    d’entrada, revisa l’ortografia abans d’editar el post perquè conté, a banda d’horrors, errors; després, intentar que els alumnes desenvolupen habilitats i es formen com a ciutadans lliures i crítics és el que s’intenta dur a terme a l’escola pública tots els dies, o siga que no cal menysprear el que tenim, que és molt, per vendre aquesta idea de fes el que vullgues, ets tot inspiració, i “perseguix els teus somnis”.
    No sé quina és la teua professió, altrament, crec que amb este tipus de comentaris demagògics i fora de la realitat estàs desprestigiant el treball de molts companys que dia a dia, amb vocació, convicció i amb tots els seus esforços a aules convencionals, amb mètodes “tradicionals”, on l’objectiu bàsic ha de ser, en primera instància, educar xavals en el món de la falta d’educació, treballen de manera intensa en allò que creuen, que no és “perseguir la felicidad”, ni fer-los creure als alumnes que “son únicos”, sinó únics en una col·lectivitat: formar ciutadans lliures i crítics.

    Cordialment, Onofre.

    • Pau Almuni

      Hola Onofre,

      gràcies per el teu comentari. La veritat, si creus que he ofès a la comunitat educativa, res més lluny de la meva intenció. Entenc que t’has sentit al·ludit per el text, potser per el tipus d’educació que tu com a mestre (intueixo que ets mestre) portes a terme.
      Ara bé, permetem que en el referent a la educació que vull per els meus fills, la meva opinió tingui una mica més de pes que la teva.
      Per una banda, jo si que vull que els meus fills siguin somiadors, lluitin per els seus somnis i persegueixin la felicitat. I que es sentin únics i diferents, perquè ho son.
      Per una altre banda, no seré jo qui critiqui el sistema educatiu existent ja que hi ha molt escrit sobre el tema de gent que en sap més que jo. Et donaré una dada: al meu barri (poblenou), les escoles “innovadores” que tenen educació per projectes han rebut el doble de solicituds que de places els darrers anys, mentres que les tradicionals gairebé ni reben solicituds per totes les places que tenen. Això deu indicar que no sóc l’únic que pensa que el sistema tradicional (basat en la repetició i la memorització) ha quedat obsolet en el mon actual.
      I finalment, si com a mestre el primer que dius dels “xavals” que et trobes al sistema viuen “en el món de la falta d’educació”… doncs també et diré que no tots els nois son iguals. I crec que els nois es mereixen l’esforç per part de la comunitat educativa de sentir que els tracten com a únics, diferents i especials, i no pas com a “un xaval sense educació” més. Almenys, es el que jo espero dels mestres de l’escola dels meus fills, i de moment es el que tinc la sort d’haver trobat.

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén