Palabra de Pau

Padre de dos. Bloguero. Podcastero. Tuitero.

Categoría: Varios (Página 2 de 2)

AYUDA! He perdido a mis hijos!

SOCORRO! SOCORRO! He perdido a mis hijos. Soy un desastre. No se como ha pasado, la verdad, pero necesito recuperarlos. 

Todo iba de fábula. Cambié de trabajo con nuestro primer hijo para poder conciliar mejor. Monté mi propia empresa, y aunque no funcionó todo lo bien que desearía, me permitió pasar mucho tiempo con él. Pero la inestabilidad económica pesaba mucho, así que tuve la suerte de encontrar un trabajo en una gran empresa con mucha flexibilidad y políticas de conciliación antes del nacimiento de nuestra hija pequeña. Aún y trabajar para otros, podía organizarme muy bien mis horarios; llevaba al mayor a la guarde cada mañana y dos tardes a la semana lo recogía y junto con mi otra hija pasábamos la tarde juntos. 

niños perdidos

Dicen que si pones una rana en una olla con agua fría, estará a gustito porque el agua es de la temperatura que le gusta. Pero si vas calentándola poco a poco, su cuerpo instintivamente se irá calentando para estar acorde con el agua que la rodea, hasta un punto que morirá escaldada sin haberse dado cuenta de que ya no estaba tan a gusto como se pensaba.

He perdido a mis hijos. Ya no juego con ellos, porque llego tarde a casa, cansado, cabreado y estresado. He perdido a mi mujer, porque no tengo tiempo para estar sólo con ella. Y me he perdido a mi mismo, porque tampoco tengo tiempo para mí.

Esto ha sido una pesadilla. Os la cuento para que no me ocurra. Os la cuento para que me prevengáis si veis que va a ocurrir, porque como la rana, no me doy cuenta de que poco a poco me voy dejando llevar.

Sello de calidad: probando pañales

Nooooo! No me vais a ver en pañales… no tendréis esa suerte. Porque los amigos de Dodot no tienen pañales de mi talla (2 metros, 115 kilos) y porque este blog no va de eso…

Hoy me lo he pasado pipa… he creado agua de color azul. La he tirado en pañales. Los he cortado por la mitad… Pero empezemos por el principio.

El principio

El principio

Tengo dos peques, P de dos años y medio y G de 5 meses. Así que recibí ración doble de pañales! G aún no anda, así que los pañales casi no se nota si cuelgan y no. Perp P es un trasto. Se mueve mucho, bebe mucho (Agua, leche, zumo… nada con alcohol) y no para. Además es alto y grande para su edad. Así que hasta la cercana operación pañal, necesitamos un pañal que le quede bien sujeto y que le sea cómodo para poder disfrutar haciendo el trasto. Mi faceta de ingeniero me ha empujado a participar en esta prueba, y ver si realmente hay diferencia entre unos pañales y otros.

Pero no sólo eso. También por un nuevo descubrimiento. He descubierto que el pipí que se ve en los anuncios no es de un grupo de Pitufos que trabajan para los departamentos de calidad de Dodot… sino que lo hacen con unos polvos azules (que decepción).

Polvos azules

Polvos azules

 

Con la orina azul ya en vasos, llega el momento divertido: el Experimento. Tirar el contenido de los vasos en los pañales y ver lo que pasa. La primera impresión es que son iguales… los dos absorben el líquido rápido. La segunda impresión también: al cabo de nada de haber tirado el líquido, los tocas y están más secos que el desierto de Arizona!

Parecen Iguales

Parecen Iguales

Así que dónde está la diferencia? Porque si Dodot dice que son diferentes, y los equipos de I+D se han pasado meses o años desarrollando una nueva tecnología… algo habrán hecho no?

La diferencia está en el interior. El interior es diferente. No sólo llevan la gelatina esta que hace que el pipi entre y no sale. El nuevo pañal además lo lleva encapsulado en “canales”, lo que supongo que ayuda a repartir el peso en todo el pañal. Al no acumularse toda la gelatina en la misma punta, los pañales no cuelgan!

Los canalitos azules

Los canalitos azules

Página 2 de 2

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén