Palabra de Pau

Padre de dos. Bloguero. Podcastero. Tuitero.

Categoría: Uncategorized (Página 1 de 2)

Papá, viajas mucho #mesPADRE

Papá, viajas mucho“.

Nunca 3 palabras me habían dolido tanto, ni me habían hecho pensar tanto.

Porque viajar es apasionante y muy enriquecedor. Salir de tu zona de confort siempre te lleva al aprendizaje… y no me refiero a la típica imagen de Linkedin a la que le dedicas 8 segundos y luego sigues sentado en tu cómoda silla de tu confortable oficina,  sino a salir de tu zona de confort físicamente.

 

Explicacion zona de confort

Sal de tu zona de confort

Ir a sitios en los que no has estado y ver otras maneras de vivir, otras formas de ser. Ser consciente de la diversidad que hay alrededor nuestro y poder exprimir la riqueza que eso representa para nosotros.

Y hacerlo por trabajo es doblemente enriquecedor para mí porque:

  • sales de tu oficina, de tu cubículo, de tus relaciones profesionales habituales
  • conoces en persona (y besas, abrazas, tocas) a quienes hasta la fecha eran sólo un email, un skype o un perfil de redes sociales
  • aprendes otra manera de trabajar y de enfocar la vida profesional (from 9 to 5 and then home, seres productivos que no están por estar en la oficina, seres profesionales que no mezclan las emociones con su vida laboral).

Si la diversidad en la vida personal es importante, aún lo es más en el mundo profesional, y no hay mejor manera de aprovechar la diversidad que viajar. Además estos viajes vienen causados, en mi caso, por haber aceptado un nuevo reto profesional con más responsabilidad, por lo que al vértigo que genera salir de mi zona de confort se le suma el vértigo de las nuevas responsabilidades.

Pero también tiene una parte mala.

Viajar es muy muy cansado y estresante. Pasarte de Lunes a Jueves fuera, volver con Jet Lag, con la maleta llena de ropa sucia y con la bandeja de entrada llena de correos por responder. Además estás lejos de los tuyos y los echas mucho de menos.

Y esa parte no es justa, sobretodo para los demás. Para los peques porque te echan de menos y no entienden que no estés en casa cuando se levantan, cuando llegan del cole o cuando quieren hacer una pizza de plastelina. Para tu pareja, porque le toca hacer sola lo que normalmente hacéis entre los dos. Y para el resto de familia, que suelen echar una mano extra durante esos días. Y para tí, porque por mucho que te autojustifiques pensando “cuando esté en casa pasaré más tiempo con ellos y será tiempo de calidad” sabes que sólo lo piensas para excusarte, porque el tiempo de calidad no existe señores.

Y es cuando te invade un sentimiento de culpabilidad por partida doble.

Sentimiento de culpabilidad por no estar, por no pasar el tiempo que deberías dónde deberías. Por ser el culpable de todo lo malo que pasa mientras estás fuera. Por no asistir a todas las reuniones de trabajo a las que deberías o querrías. Porque la conciliación es como los reyes magos: sería bonito que existiera.

Culpable por descubrirte dudando en múltiplas ocasiones. Dudando sobre si la semana que viene tienes que irte a Tombuctú para una reunión de 4 horas o mejor te quedas en casa y te conectas por videollamada. Porque sabes que si no estás allí no la aprovecharás al 100%, pero estar 3 días fuera de casa por 4 horas de trabajo te parece un poco demasiado.

Y además piensas mucho. Mis hijos son lo más importante para mí desde hace mucho tiempo, y han sido lo único importante desde que nacieron. Pero desde hace poco, yo vuelvo a ser importante.

Esta entrada forma parte del carrousel #mesPadre de Papás Blogueros

Si yo hubiera sido una mami y no un papá (bloguero) #PalabradePau

Hoy me voy a poner serio, y voy a listar 20 cosas de mami (más o menos) que he aprendido siendo un papá bloguero. Así que si yo hubiera sido una mami esta hubiera sido mi maternidad

1.- Ser mami es más complicado que ser papá. Se da por sentado que sabemos cuidar y criar a un bebé, que tenemos respuestas para todo, y no es así. Nos informamos, leemos y aprendemos sobre la marcha.

2.- El embarazo es una etapa dura. Engordo, me duele la espalda, me meo cada dos por tres… y encima todo el mundo viene y me toca la barriga, con la rabia que me da.

3.- Preparar las cosas para la llegada del bebé es divertido. Compro cosas que no sé para que sirven y que luego no usaré, pero eso me ayuda a estar tranquila.

4.- El parto me da miedo. No lo he hecho nunca, y no me ayuda que mi suegra me diga “yo he parido a cuatro y no es tan difícil”. Si parir hace que me quede como ella prefiero expulsarlo por una oreja.

5.- Nadie te habla del postparto. Estoy agotada y estresada. Esto de la maternidad no es la maternidad de cartón piedra que veía en Instagram… y encima mi chi no volverá a ser el que era, por mucho suelo pélvico que ejercite.

6.- ¿Dónde está el padre? Han pasado 2 (5) semanas y ya no está aquí. Tenía ganas de implicarse y ha estado estas 2 (5) semanas muy atento, pero se ha vuelto a su trabajo y aquí estoy a solas con la criatura.

7.- En busca de la tribu. Me apunto a masaje infantil, a yoga con niños, a mamifit e incluso a punto de cruz sólo para estar rodeada de otras madres que están tan desesperadas contentas cómo yo. Mal de muchas hace tribu.

8. Que empiece la guarde!! Por fin un poco de aire! Me cagoenlaputa adaptación: 37 minutos el primer día, 57 con tres pausas de 12 minutos el segundo y así durante 66 años hasta que por fin se puede quedar de 9h a 17h.

9.- Y ahora que hago? Vuelvo al trabajo y a tomar por culo la maternidad implicada consciente respetuosa armoniosa? Me pido una reducción? Excedencia? Compro una esclava en áfrica para que esté todo el día en casa?

10.- Quien es ese hombreeeee… Sigo sin dormir bien. Entre la teti, el ajetreo, los nervios y las tardes de parque, no puedo con mi suelo pélvico… y va y el tio este que duerme a mi lado arrima cebolleta y me habla de ir a por el segundo.

11.- Aire. Empiezo a respirar. He pasado de la LME al BLW. Soy muy mainstream. Frutas, verduras, yogures orgánicos, pasas… Basulto es mi dios e Itzel es su profeta en la tierra.

12.- Me vengo arriba. Esto no era tan difícil. Ya está todo controlado. Soy una madraza y mi costi me ayuda: los sábados po la mañana se lo lleva al parque para que yo pueda ir a comprar y a la pelu. En el parque se encuentra con otros papis. Se miran desde lejos y ponen cara de orgullosos.

13.- LaMamiSuperMami. Me abro un blog, Instagram, Facebook, Twitter, Periscope y Wonderlust. Le cuento a todo el mundo lo maravilloso que es ser madre porque el mundo necesita mis posts sobre embarazo, la historia de mi parto y mi experiencia con la adaptación a la guarde. Redecoro la casa para que quede bien en mis posts. Si a mi me engañaron con la maternidad de cartón piedra es de recibo que yo engañe a las futuras mamis con la mía.

14.- La neni is coming. Nos hemos venido arriba (y abajo, y arriba, y abajo…) y viene la niña. Podré hacerle peinados, comprar ropa rosa a mogollón e irnos a la pelu juntas cuando sea mayor. El costi se ha comprado una escopeta.

15.- Los que tienen 3 son enfermos mentales superhéroes. Estar con dos niños en el parque es una locura, pero empeora cuando tienes que compartir ese rato con las mamis gilipollas encantadoras del cole del mayor. Esto cada vez va a peor.

16.- Esto es todo amigos. La bimaternidad ha logrado encontrar mis límites del cansancio, la paciencia y la fuerza. Los límites del universo se expanden para dar cabida a mi enorme paciencia. Cierro la paradeta y ni por asomo tendré un tercero.

17.- Quizás no sea yo tan rara especial. Empiezo a conocer otros blogs de mamis. Me hago de Madresfera y me quejo de su ranking. Voy a un evento con mis tarjetitas y mis chapas. Nadie me hace caso.

18.- Quizás no haya para tanto. Veo otros blogs y me doy cuenta que lo mío no ha estado tan mal. Mis dos criaturas son normotípicas, heteropatriarcales, heteroparanormales y psicosomáticas. Hay gente que y de verdad tiene 3 y aún y así sonríen!!

19.- Entiendo más a mi madre. Un dia, de repente, me doy cuenta de todo lo que hizo mi madre (y mi padre) por mí. De lo que aguantaron, sufrieron y también disfrutaron. De lo duro que es cuando crecen y se separan. De lo mal que lo pasaré cuando venga el mayor con una pelandrusca chica a casa.

20.- En mi próxima vida… me pido ser papi.

En mi próxima vida... me pido ser papi Clic para tuitear

Hello world!

Welcome to WordPress. This is your first post. Edit or delete it, then start writing!

Feliz dia de los niños #DomingoMudo

El drama del ensenyament públic a Poblenou

Com a pare, sempre intento pensar que es el millor per els meus fills. Aixó no vol dir que hagi de fer el que ells volen en cada moment, ni donar els hi tot fet perquè pensin que la vida es un camí de roses. He viscut a la meva pròpia pell que no sempre aconsegueixes el que vols, que no sempre tens el que et mereixes i que la vida et fot un clatellot quan menys t’ho esperes.

Dilluns, molts pares i mares de Poblenou ho van viure de primera persona. 95 nens no tenen dret a una plaça d’educació pública a Poblenou, el barri on viuen. Paguen els seus impostos, compleixen les seves obligacions com a ciutadans, pero no poden tenir els drets fonamentals. La educació concertada, es això, concertada, i no es la solució. El dret fonamental dels infants es rebre educació gratuita, i a 95 d’ells no s’els hi respectarà.

1 de cada 7 nens a Poblenou no podrà rebre educació pública tot hi voler-ho.

Però això no es tot. Perquè tot i que 550 nens si que podran rebre l’educació pública que volen, no podran fer-ho a l’escola que els seus pares han decidit. Els seus pares han visitat escoles, preguntat a altres pares, parlat amb mestres, directors d’escola i fins i tot amb el forner de devant. En el procés d’elecció hi entren moltes variables: Sistema educatiu, localització, instal·lacions, professorat… Amb tot això, han decidit quina era l’escola que volien per els seus fills. Però clar, la vida et dona clatellots, i els nens han d’apendre que no poden tenir el que volen.

1 de cada 4 nens no anirà a l’escola pública que han escollit els seus pares



Barcelona es una ciutat innovadora. Capital Europea de la Innovació. Poblenou es un barri modern, dinàmic i ple de vida. Tenim la torre agbar, el disseny hub i moltes altres coses im-pres-cin-di-bles. Seguim les tendències i estem a la última en tot. Bé en tot, en el que importa. Perquè tot i que fa anys que les escoles per projectes tenen més sol·licituds que places (més demanda que oferta, indicador clar de que es una tendència), no s’ha pensat en fer noves escoles o transformar les existents cap a aquest model d’educació. Així doncs, aquells que han intentat (tot i saber que era molt difícil) que els seus fills entressin a una escola per projectes, ho han tingut encara més magre.

1 de cada 3 nens no podrà anar a una escola per projectes tot i voler-ho


Si creus que no es just, pots fer tres coses:
– Indignarte molt molt fort perquè la vida no es justa, tancar aquest article i seguir amb la teva vida. Es un problema d’altres.
– Difondre aquest article per tot arreu on puguis, així farem el soroll necessari perquè les coses canviin.
– També pots moure’t amb nosaltres. Pots veure els propers passos aquí.

ESTÀ A LES TEVES MANS.

Yo soy yo

Yo soy yo y nadie más que yo… nadie puede hablar por mí y yo no puedo hablar por nadie. Mis opiniones son mías y de nadie más.
No por ser ingeniero, exjugador de baloncesto, bloguero, padre o feminista mis palabras representan a ninguno de estos colectivos. Si alguien las usa para señalar a uno de esos colectivos es su problema… y recuerda, que si señalas a alguien con un dedo, cuatro dedos te señalan a ti.

Otra cosa es cuando hay una acción organizada o coordinada… en esos casos si. Si me hago miembro del colegio de ingenieros y hablo en su nombre, mis palabras serán las suyas. Si me junto con mis excompañeros de baloncesto y nos apuntamos a un torneo, somos un equipo. Si organizo e impulso alguna iniciativa en la blogosfera (#papanoteescondas, #mamanoteescondas, #30Padres30Dias, #PadresIgualitarios…) mis palabras son las de la organización de esa acción.

De la misma forma, como organizador de estas acciones, no puedo ni quiero responsabilizarme por lo que cada persona libremente publique en sus perfiles con esos HT, pues eso sólo es responsabilidad suya. Así que en lo que a mí respecta:

No por ser parte activa de Papás Blogueros mis palabras o mis acciones son las de Papás Blogueros. Papás Blogueros es mucho más que cualquiera de los que formamos parte de la comunidad, y Papás Blogueros ha dado ejemplos con sus acciones del tipo de organización que es. Sólo me hago responsable de las comunicaciones que yo o PB haga en las campañas o acciones que coordine o organice yo.

No por ser miembro de Madresfera ni por haber colaborado con Madresfera durante un tiempo mis palabras o acciones son las de Madresfera. Al igual que con PB, Madresfera es una entidad propia con su voz y sus acciones, y usar las palabras de algunos para atacarla o ponerla en la picota sólo señala a las personas que lo hacen.

No por haber participado en Papiconcilia mis palabras o acciones son las de Papiconcilia. Mis palabras son mías, suscribo cada una de las que publiqué en Papiconcilia en su día pero ya está. El movimiento Mamiconcilia/Papiconcilia ha seguido su camino y yo el mío.

No por haber estado en los inicios de Siloshombreshablasen mis palabras o acciones son las de SLHH. Participé de la iniciativa en su momento, incluso le puse ese nombre al grupo de padres que coordinaba yo en Barcelona. Pero luego nuestros caminos se separaron y SLHH ha seguido su camino y yo el mío.

Asi que si algo de lo que yo digo o hago no os gusta y tenéis la necesidad imperiosa de expresarlo, me lo decís a mí. Pero no lo uséis para involucrar otras iniciativas que no se lo merecen.

Página 1 de 2

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén