Palabra de Pau

Padre de dos. Bloguero. Tuitero. Titiritero.

AYUDA! He perdido a mis hijos!

SOCORRO! SOCORRO! He perdido a mis hijos. Soy un desastre. No se como ha pasado, la verdad, pero necesito recuperarlos. 

Todo iba de fábula. Cambié de trabajo con nuestro primer hijo para poder conciliar mejor. Monté mi propia empresa, y aunque no funcionó todo lo bien que desearía, me permitió pasar mucho tiempo con él. Pero la inestabilidad económica pesaba mucho, así que tuve la suerte de encontrar un trabajo en una gran empresa con mucha flexibilidad y políticas de conciliación antes del nacimiento de nuestra hija pequeña. Aún y trabajar para otros, podía organizarme muy bien mis horarios; llevaba al mayor a la guarde cada mañana y dos tardes a la semana lo recogía y junto con mi otra hija pasábamos la tarde juntos. 

niños perdidos

Dicen que si pones una rana en una olla con agua fría, estará a gustito porque el agua es de la temperatura que le gusta. Pero si vas calentándola poco a poco, su cuerpo instintivamente se irá calentando para estar acorde con el agua que la rodea, hasta un punto que morirá escaldada sin haberse dado cuenta de que ya no estaba tan a gusto como se pensaba.

He perdido a mis hijos. Ya no juego con ellos, porque llego tarde a casa, cansado, cabreado y estresado. He perdido a mi mujer, porque no tengo tiempo para estar sólo con ella. Y me he perdido a mi mismo, porque tampoco tengo tiempo para mí.

Esto ha sido una pesadilla. Os la cuento para que no me ocurra. Os la cuento para que me prevengáis si veis que va a ocurrir, porque como la rana, no me doy cuenta de que poco a poco me voy dejando llevar.

Anterior

Startups y multinacionales y viceversa

Siguiente

#ElTemaDeLaSemana: Cosas que nunca imaginaste que harías

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén