Palabra de Pau

Padre de dos. Bloguero. Podcastero. Tuitero.

Autor: Pau Almuni (Página 2 de 13)

#DejameQueTeCuente – 8M El día de los malos hombres

El día de la mujer.
El día de la mujer trabajadora.
El día del feminismo.
El día de las mujeres liberadas.

Tenemos que cambiarle el nombre a ese día. Debería ser algo tipo “El día de los malos hombres” o “El día para ser mejor hombre”. Siento centrarlo todo en el hombre. No pretendo quitarles a las mujeres el único día que tienen para reivindicar sus derechos, ni mucho menos. Pero es que los hombres somos el problema y debemos ser la solución. Como hombres, debemos solucionar los problemas que hemos creado y que ahora no tienen freno:

VIOLENCIA

La violencia machista debería ser el primero de los problemas a solucionar. Seamos conscientes: esta violencia nunca desaparecerá. Como las demás violencias, el ser humano la tiene tan metida dentro que es imposible que desapareza. Pero tenemos que ser capaces de acotarla, de minimizarla, de llevarla a su mínima expresión. Hay que cortarla de raíz: no justificar comportamientos de control, de celos, de imposición, de fingida superioridad. No ver como normal que tu amigo controle el móvil de su novia. No ver normal que de noche tus amigos intenten emborrachar a una chica para que sea más fácil. No reir ante bromas machistas de mal gusto. Irte de los grupo de whatsapp de tíos que compartan pornografía. Sé un hombre.

Sé un hombre Clic para tuitear

DIFERENCIA LABORAL

Empleos iguales deben tener sueldos iguales. Y cargos iguales deben tener responsabilidades iguales. En tu trabajo, en tu día a día, no te pienses más listo que tus compañeras porque probablemente no lo seas. No hagas bromas sexistas. No asumas que una mujer está ahí por haberse acostado con alguien. No permitas que las bajas de maternidad les limiten las oportunidades de desarrollo. No te aproveches.

CUIDAR

Debemos cuidar más. Debemos cuidar mejor. Debemos cuidar a los demás. A nuestros padres. A nuestros hijos. A nuestras parejas. Dejemos de mirarnos al ombligo. Nuestra vida no es tan importante. Nada de tiempo de calidad con los hijos. Nada de “en este país conciliar es imposible“. Nada de “le pago a alguien para que los cuide porque lo hará mejor que yo”. Nada de “las mujeres llevan lo de cuidar en la sangre”. Son excusas mediocres de personas mediocres. Involucrate. Cuida. Ama. Verás lo bien que sienta.

Esto es lo que deberías haber hecho el 8 de Marzo, y desde el 8 de Marzo. El 19 de Marzo era un buen día, pero era sólo para hombres de verdad.

¿No lo hiciste? Estás de suerte, porque nunca es tarde para empezar.

Tengo un podcast y debes escucharlo

Tengo un podcast… puedes escucharlo aquí:

Lucha griega de hombres semidesnudos

El día del padre es sólo para hombres de verdad #PapáNoTeEscondas

Sólo puedes leer esto si eres un hombre de verdad.

No todos estamos preparados para cambiar lo que nuestro entorno, nuestra cultura y nuestra epigenética nos empujan a hacer. Solo los hombres de verdad, los valientes, los que tienen el coraje de luchar, pelear y vencer.

Porque los débiles, los cobardes, los flojos… estos no pelean. No luchan. No se enfrentan. Agachan la cabeza frente a la realidad y la confrontación. Cambian de camino. Siguen la corriente.

Pero tu no eres de esos. Tú eres un hombre de verdad, y por eso el día del padre sales antes de trabajar. Hoy irás a por tus hijos al cole, aunque sea Lunes. Les recojerás y te irás al padre, como un auténtico padrazo. Incluso te vendrás arriba y cuando llegues a casa les bañarás. Luego te darán ese regalo tan bonito que han preparado en el cole con su maestra o durante el fin de semana en casa, mientras tú mirabas el fútbol. Te comerás la cena del dia del padre, y te encantará la corbata que tu mujer te ha regalado; mañana la llevarás orgulloso al trabajo, dónde compartirás con todos lo padrazo que eres.

La verdad es que si se queda en eso, eres un auténtico GILIPOLLAS. Porque los hombres de verdad, los valientes, los que luchan, van contracorriente. No hacen eso sólo el 19 de Marzo, lo hacen los otros 364 días. Cuidan. Quieren. Se preocupan. Se responsabilizan.

Si eres hombre y no eres GILIPOLLAS te habrás dado cuenta que tienes una vida más fácil sólo por ser hombre. Esto es así y no lo puedes negar. Ganas más dinero, tienes menos presión para cuidar de los tuyos, se espera menos de tí en el cuidado de los niños y cualquier cosa de más que hagas es aplaudida por todos. Así que lo valiente, lo que realmente debes hacer como hombre es luchar contra esa tendencia. Ser consciente que los hombres de verdad son los que cuidan, los que besan, los que se preocupan, los que se responsabilizan. Los hombres de verdad son los que no se aprovechan de esta posición de superioridad sino que la afrontan en cada situación que aparece para hacer un mundo más justo, más igualitario, más equilibrado.

No te escondas como un cobarde en el armario del machismo Clic para tuitear

Si eres papá, no te escondas 364 días al año. Cuida, responsabilizate, quiere, besa. Aprovechalos todos como si cada dia fuese el día del padre; no te escondas como un cobarde en el armario del machismo.

Sólo así haremos unas criaturas mejores para el mundo…. como dice Juls de Bebé a Mordor.

LEER MÁS SOBRE MACHISMO
LEER MÁS SOBRE PATERNIDAD
LEER MÁS SOBRE ALGO QUE NO TENGA NADA QUE VER

 

Foto de un ordenador con el título del post

Mi mujer trabaja desde casa y así podemos conciliar 

Mi mujer trabaja desde casa y así es todo muy práctico. Puede poner lavadoras, ir tres tardes a por los niños (las otras dos van los abuelos) o quedarse con ellos cuando están enfermos. También puede preparar la cena cuando yo salgo tarde (la mayoría de veces), estar en casa cuando viene el lampista y salir a media mañana a comprar el pan.

Mi mujer trabaja desde casa y así tenemos flexibilidad horaria. Tenemos flexibilidad horaria para los imprevistos, porque ella no tiene que preguntar para cogerse unas horas o un día. En Navidades, verano y semana santa no tenemos que estar pendientes de los días que le quedan de vacaciones. En los cumpleaños de los peques, cuando hay que organizar algún viaje o alguna cena o cuando hay que hacer ese recado que sólo se puede hacer en horario laboral, no se arriesga a encontrarse malas caras al llegar al trabajo.

Mi mujer trabaja desde casa y así tenemos estabilidad económica. Tenemos un sueldo fijo (el mío) que paga las facturas y luego lo que ella saque aunque no sea constante. Esto es muy importante para poder tener estabilidad financiera en una familia, porque así no tenemos que sufrir por pagar las facturas. Además esto me reconforta: ser yo el que sustenta la casa, el que trae el pan a casa, el hombre proveedor, me ayuda a sentirme hombre.

Mi mujer trabaja desde casa y así es el mercado laboral hoy en día. Es mucho más normal que sea ella la que deje el mundo laboral “fijo” para ponerse por su cuenta, porque yo soy un hombre, no me quedo embarazado ni m cojo baja de materidad y mi empleabilidad es mejor. Esto la penaliza un poco a ella… pero es que el mercado laboral es así.

Mi mujer trabaja desde casa y ella no quiere que sea yo. Ella es la que lo decidió, decidió sacrificar su vida laboral por el bien de la familia, y no quiere que sea yo el que lo haga. Yo si pudiera lo haría pero ella no quiere. A ella le gusta que yo me centre en mi carrera, que progrese laboralmente, que le dedique más horas de las necesarias para poder ser alguien algún día. Así ella podrá decir que es la mujer detrás de un gran hombre. Yo prefiero el tiempo de calidad.

Mi mujer trabaja desde casa y gana más que yo.


 Este post está inspirado en una conversación con xxx (ya sabeis quienes sois) y en las 5 retóricas de Luis Bonino expuestas AQUI que el gran Joaquim Montaner nos ha compartido en una conversación sobre ESTE mierdartículo sobre conciliación (maldito clicbait). Las cinco retóricas para justificar el machismo patriarcal que expone el bueno de Luis son:

  • La retórica de la conformación del mercado de trabajo
  • La retórica del mundo simbólico y de los roles
  •  La retórica de la confusión masculina
  •  La retórica de la psiquis masculina defensiva y frágil
  •  La retórica de la mujer como obstáculo

POR SUERTE SIEMPRE NOS QUEDARÁ EL TIEMPO DE CALIDAD

Si yo hubiera sido una mami y no un papá (bloguero) #PalabradePau

Hoy me voy a poner serio, y voy a listar 20 cosas de mami (más o menos) que he aprendido siendo un papá bloguero. Así que si yo hubiera sido una mami esta hubiera sido mi maternidad

1.- Ser mami es más complicado que ser papá. Se da por sentado que sabemos cuidar y criar a un bebé, que tenemos respuestas para todo, y no es así. Nos informamos, leemos y aprendemos sobre la marcha.

2.- El embarazo es una etapa dura. Engordo, me duele la espalda, me meo cada dos por tres… y encima todo el mundo viene y me toca la barriga, con la rabia que me da.

3.- Preparar las cosas para la llegada del bebé es divertido. Compro cosas que no sé para que sirven y que luego no usaré, pero eso me ayuda a estar tranquila.

4.- El parto me da miedo. No lo he hecho nunca, y no me ayuda que mi suegra me diga “yo he parido a cuatro y no es tan difícil”. Si parir hace que me quede como ella prefiero expulsarlo por una oreja.

5.- Nadie te habla del postparto. Estoy agotada y estresada. Esto de la maternidad no es la maternidad de cartón piedra que veía en Instagram… y encima mi chi no volverá a ser el que era, por mucho suelo pélvico que ejercite.

6.- ¿Dónde está el padre? Han pasado 2 (5) semanas y ya no está aquí. Tenía ganas de implicarse y ha estado estas 2 (5) semanas muy atento, pero se ha vuelto a su trabajo y aquí estoy a solas con la criatura.

7.- En busca de la tribu. Me apunto a masaje infantil, a yoga con niños, a mamifit e incluso a punto de cruz sólo para estar rodeada de otras madres que están tan desesperadas contentas cómo yo. Mal de muchas hace tribu.

8. Que empiece la guarde!! Por fin un poco de aire! Me cagoenlaputa adaptación: 37 minutos el primer día, 57 con tres pausas de 12 minutos el segundo y así durante 66 años hasta que por fin se puede quedar de 9h a 17h.

9.- Y ahora que hago? Vuelvo al trabajo y a tomar por culo la maternidad implicada consciente respetuosa armoniosa? Me pido una reducción? Excedencia? Compro una esclava en áfrica para que esté todo el día en casa?

10.- Quien es ese hombreeeee… Sigo sin dormir bien. Entre la teti, el ajetreo, los nervios y las tardes de parque, no puedo con mi suelo pélvico… y va y el tio este que duerme a mi lado arrima cebolleta y me habla de ir a por el segundo.

11.- Aire. Empiezo a respirar. He pasado de la LME al BLW. Soy muy mainstream. Frutas, verduras, yogures orgánicos, pasas… Basulto es mi dios e Itzel es su profeta en la tierra.

12.- Me vengo arriba. Esto no era tan difícil. Ya está todo controlado. Soy una madraza y mi costi me ayuda: los sábados po la mañana se lo lleva al parque para que yo pueda ir a comprar y a la pelu. En el parque se encuentra con otros papis. Se miran desde lejos y ponen cara de orgullosos.

13.- LaMamiSuperMami. Me abro un blog, Instagram, Facebook, Twitter, Periscope y Wonderlust. Le cuento a todo el mundo lo maravilloso que es ser madre porque el mundo necesita mis posts sobre embarazo, la historia de mi parto y mi experiencia con la adaptación a la guarde. Redecoro la casa para que quede bien en mis posts. Si a mi me engañaron con la maternidad de cartón piedra es de recibo que yo engañe a las futuras mamis con la mía.

14.- La neni is coming. Nos hemos venido arriba (y abajo, y arriba, y abajo…) y viene la niña. Podré hacerle peinados, comprar ropa rosa a mogollón e irnos a la pelu juntas cuando sea mayor. El costi se ha comprado una escopeta.

15.- Los que tienen 3 son enfermos mentales superhéroes. Estar con dos niños en el parque es una locura, pero empeora cuando tienes que compartir ese rato con las mamis gilipollas encantadoras del cole del mayor. Esto cada vez va a peor.

16.- Esto es todo amigos. La bimaternidad ha logrado encontrar mis límites del cansancio, la paciencia y la fuerza. Los límites del universo se expanden para dar cabida a mi enorme paciencia. Cierro la paradeta y ni por asomo tendré un tercero.

17.- Quizás no sea yo tan rara especial. Empiezo a conocer otros blogs de mamis. Me hago de Madresfera y me quejo de su ranking. Voy a un evento con mis tarjetitas y mis chapas. Nadie me hace caso.

18.- Quizás no haya para tanto. Veo otros blogs y me doy cuenta que lo mío no ha estado tan mal. Mis dos criaturas son normotípicas, heteropatriarcales, heteroparanormales y psicosomáticas. Hay gente que y de verdad tiene 3 y aún y así sonríen!!

19.- Entiendo más a mi madre. Un dia, de repente, me doy cuenta de todo lo que hizo mi madre (y mi padre) por mí. De lo que aguantaron, sufrieron y también disfrutaron. De lo duro que es cuando crecen y se separan. De lo mal que lo pasaré cuando venga el mayor con una pelandrusca chica a casa.

20.- En mi próxima vida… me pido ser papi.

En mi próxima vida... me pido ser papi Clic para tuitear

Harán lo que haces, no lo que dices

La mayor inspiració de tus hijos eres tu. Ellos se fijan en tí, te miran y te imitan. No te escuchan y te obedecen.

Abro paréntesis

Si, tus hijos no te escuchan por más que grites, chilles o intentes imponerte. Por eso no funciona lo de gritarles que no griten o gritarles que se calmen.

Cierro paréntesis

Van a fijarse en como te comportas con los demás. Saluda al entrar en un sitio. Di adiós al irte. Sé educado con los demás. Deja pasar a la gente mayor. Deja sentarse a las embarazadas en los autobuses.

Come de todos. Verduras. Pescado. Fruta. No mires el móvil comiendo. Habla con ellos.

No les digas “te vas a caer”, “vigila no lo rompas” o “qué te he dicho”. No sirve de nada.

Es imposible ser el padre perfecto, pero puedes intentar serlo la mayor parte del tiempo Clic para tuitear

Página 2 de 13

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén